Vias de financiamientos para emprendedores.

  

Los proyectos digitales encontraron vías alternativas para sus financiamientos dentro de la propia agilidad que les presta Internet y de esta manera  surgieron los business angels (inversores de proyectos incipientes), crowdfunding (plataformas online de financiación), redes privadas de inversores, fondos, plataformas online de intercambio, los créditos rápidos por Internet, todas opciones novedosas muy alejadas de la banca tradicional y que son utilizadas con eficacia por los emprendedores de  star-up.

Crowdfunding’ o préstamos por Internet

El término crowdfunding es anglosajón. y viene de “crowd”, multitud, y de “funding”, financiación. Se trata de un nuevo modelo económico de financiación colectiva. Es sin dudas una de las grandes alternativas para aliviar la dependencia bancaria de las Pymes . El sistema recaudó unos 11.000 millones de dólares  en todo el mundo en 2014, y se prevé que llegue a 50.000 millones de dólares en 2025, situándose como el principal canal de inversión privada, según el Banco Mundial.

Estados Unidos fue la cuna de estas plataformas online de financiamientos que ponen en contacto a profesionales y empresas necesitados de liquidez para sus proyectos con particulares dispuestos a financiar. El grupo de música Marillion utilizó por primera vez la fórmula en 2009 para editar un disco. Desde entonces, la actividad se dobla cada año, y se especializa para las empresas. Hay diferentes modalidades: hay un crowdfunding que se recompensa con los primeros productos del proyecto; existe el crowlending, que presta dinero a un tipo de interés, y el equitycrowdfunding, en el que los inversores entran en el capital de la firma emergente”.

Fondos de inversión. 

La novedad es que funciona como la deuda pública, a los cinco años de vida se vuelve a emitir otro fondo formado por las empresas que quieran mantener la financiación de forma que la pyme nunca devuelve todo el préstamo porque lo suscriben otros inversores. Las pymes tienen la opción de amortizar el préstamo si quieren salir del fondo. Las gestoras con fondos que tradicionalmente entraban en el capital de las empresas empiezan a hacer fondos de deuda. Prestan dinero a plazos más largos que la financiación bancaria tradicional, y a un interés anual del 8% al 10%. Suelen buscar pymes con facturación superior a 30 millones de euros.

Club de inversores. Analizan las start ups en fase de lanzamiento comercial, y ofrecen la mejor a los socios. Asesoran en todo el proyecto de inversión y lo canalizan. Los clubes de inversores no están regulados, y no hace que falta,  aseguran muchos expertos porque cumplen un papel que realizan los bancos porque es el segmento más arriesgado de la inversión. Del 50% al 80% de las start ups financiadas cierran”, con esta alternativa.

 Business angels.

Un inversor ángel, también llamado padrino inversor o inversor de proximidad, es un individuo próspero que provee capital para una start-up, usualmente a cambio de participación accionaria. Además del capital financiero, aportan sus conocimientos empresariales o profesionales adecuados para el desarrollo de la sociedad en la que invierten. Los ángeles típicamente invierten sus propios fondos, no como las entidades de capital de riesgo (o venture capitalists), quienes administran profesionalmente dinero de terceros a través de un fondo. Un número cada vez mayor de ángeles inversores se están organizando en redes, grupos o clubes de ángeles para compartir esfuerzos y unir sus capitales de inversión.

Venture capital o capital riesgo. 

El capital riesgo (conocido en America Latina como capital emprendedor y en inglés como: venture capital (VC)) consiste en financiar start-ups en fase de crecimiento con elevado potencial y riesgo.1

Los fondos de capital riesgo obtienen provecho de este tipo de operaciones al convertirse en propietarios del activo de las compañías en las que invierten, siendo estas normalmente empresas que disponen de una nueva tecnología o de un novedoso modelo de negocio dentro de un sector tecnológico, como la biotecnologíaTICsoftware, entre otros.

Las entidades de capital-riesgo pueden tomar participaciones en el capital de empresas cotizadas en las bolsas de valores siempre y cuando tales empresas sean excluidas de la cotización dentro de los doce meses siguientes a la toma de la participación. Ejemplo de este tipo de inversión ha sido sobre la compañía Twitter, por parte de entidades de capital riesgo.

El objetivo es que con la ayuda del capital de riesgo, la empresa aumente su valor y una vez madurada la inversión, el capitalista se retire obteniendo un beneficio.

El inversor de riesgo busca tomar participación en empresas que pertenezcan a sectores dinámicos de la economía, de los que se espera que tengan un crecimiento superior a la media. Una vez que el valor de la empresa se ha incrementado lo suficiente, los fondos de riesgo se retiran del negocio consolidando su rentabilidad. Las principales estrategias de salida que se plantean para una inversión de este tipo son:

  • Venta a un inversor estratégico.
  • IPO (Oferta pública inicial) de las acciones de la compañía.
  • Recompra de acciones por parte de la empresa.
  • la venta a otra entidad de capital riesgo.

El capital riesgo opera valorando el plan de negocio de los proyectos que les presentan los emprendedores mediante Comités de Inversión, que analizan la conveniencia de entrar en el accionariado de esas empresas. Para cada sector de negocio existen fondos especializados que pueden ayudar y empujar financieramente una idea de negocio.Siempre desde el punto de vista empresarial, tomando la mejor opción de financiamiento al momento de aplicar a los fondos de capital.

Hay formas de llevar adelante su sueño, lo primero que se recomienda un buen plan de negocios y las cuenta claras para que el inversionista recupere su capital. El mundo digital tiene su propio financiamiento y ya no se depende por completo de los bancos.