Sea su propio jefe. Comience su propio negocio

.business-idea-1553769_1920

La revista “Entrepreneur” edita un libro que ya camina por su quinta edición llamado “Start Your Own Business donde ofrece una serie de recomendaciones para aquellos que deciden  convertirse en su propio jefe  y tienen serias dudas si es un buen momento para colocar los ahorros de toda su vida en una idea de negocio. No lo dude comience su propio negocio.

“ El hecho es que no hay realmente nunca un mal momento para iniciar un negocio”, asegura el libro y señala que siempre es mejor comenzar un proyecto en tiempos de bonanza económica, porque el dinero fluye de todos lados, pero realizarlo en momentos difíciles es también una idea inteligente, porque si se investiga bien y conoce lo que necesitan sus potenciales clientes  tiene más oportunidad de hacerse notar, sobre todo porque muchos temen embarcarse en un nuevo proyecto en los instantes complicados donde el dinero no abunda.

“Las estimaciones varían, pero en general, más de 600.000 empresas se inician cada año en los Estados Unidos. Sin embargo, para todos los estadounidenses que en realidad emprenden un negocio, hay probablemente millones más que comienzan cada año diciendo “OK, este es el año que seré mi propio jefe, voy a empezar un negocio”, y luego no lo hacen”, sentencia “Star Your Own Business”.

Aquellos que dudan, creen que para comenzar un nuevo proyecto tienen que empezar de cero, como inventar la rueda, algo exclusivo y si no es así no vale la pena. Para esos dubitativos el libro responde de la siguiente manera: “Pero a menos que seas un genio tecnológico – otro Bill Gates o Steve Jobs – tratar de reinventar la rueda es una gran pérdida de tiempo. Para la mayoría de las personas que inician un negocio, la cuestión no debería abrumarlos a que tan único o que nadie ha oído hablar de él,  sino en responder a las preguntas: “¿Cómo puedo mejorar esto” o “¿Puedo hacer esto mejor o diferente que el otro que lo hace allí?” O simplemente, “¿No hay  espacio para otro negocio en esta categoría?”

“Entrepreneur” recomienda tomar una hoja de papel y anotar una lista donde  describa su personalidad; anote todo lo que le gusta hacer  y en lo que es bueno. Incluya datos como “soy bueno con las personas, me encantan los niños, leer, los ordenadores, los números, soy bueno en el marketing, soluciono problemas”. No descarte nada, escriba todo lo que le venga a la cabeza y enumérelos. Al terminar ese proceso apunte en todo lo que no se considere bueno o no le gusta hacer. Haga el mismo proceso, no piense, deje fluir las ideas.

“Cuando haya terminado, pregúntese: “Si hay tres o cinco productos o servicios que harían mi vida personal mejor, ¿cuáles serían?” Esta es tu vida personal como hombre, mujer, padre, marido, madre, esposa, padre, abuelo. Determinar qué productos o servicios le hará la vida más fácil o más feliz, te hacen más productivos o eficientes, o simplemente le dan más tiempo es el secreto.”, indica el libro.

Aconseja que se pregunte por qué usted quiere  iniciar un negocio en  primer lugar. Luego, busque un patrón, es decir, si hay una necesidad para que una empresa realice una de las cosas que te gustan o eres bueno.

La inspiración para comenzar el negocio puede estar en cualquier lugar.  Eso le ocurrió a Reed Hasting cuando le cobraron 40 dólares por  retornar tarde  un video, no se enojó y sin embargo se inspiró para crear un club de películas rentadas donde si lo utilizas mucho o poco te cobran lo mismo. De ahí nació “Netflix”, un servicio de alquiler de DVD en línea. Desde su inicio en 1999, Netflix se convirtió en un gran negocio con  ingresos  sobre $ 1,3 mil millones de dólares.
En otras palabras, usted puede tomar una idea y personalizarlo. Añade tu propia creatividad a cualquier concepto. De hecho, la personalización de un concepto no es una opción; es una necesidad si usted quiere que su negocio tenga éxito y comience a dar los pasos para ser su propio jefe.

Una de las mejores maneras de determinar si su idea tendrá éxito en su comunidad es hablar con gente que conoces. “Si se trata de una idea de negocio, hablar con los compañeros de trabajo y colegas. Ejecute las ideas personales de su familia o vecinos. No tenga miedo de que la gente  diga que roba su idea. Es que no es probable. Sólo discuta el concepto general; no es necesario derramar todos los detalles”, sentencia el libro.

Simplemente hágalo. Entender que el inicio de negocios no es una ciencia de cohetes ya debe ser más claro para usted.  No es fácil comenzar un negocio, pero tampoco es tan complicado o tan difícil como mucha gente piensa. Es un paso a paso utilizando el sentido común.  Es dar un paso a la vez.

Primer paso: Averiguar lo que quieres hacer. Una vez que tienes la idea, hablar con la gente para saber lo que piensan. Pregunte “¿Compraría usted y  utilizaría esto, y cuánto pagaría?”
Entender que muchas personas que te rodean no te animarán (algunos incluso trataran de desalentarte) a seguir su trayectoria empresarial. Algunos le dirán  que sólo quieren que usted vea la realidad de la situación. Algunos envidiarán tu coraje. No se puede permitir que estas personas negativas  lo disuadan,  que detengan su viaje antes de  comenzar.

.
“De hecho, una vez que se obtiene una idea para un negocio, ¿cuál es el rasgo más importante que usted necesita como empresario? Perseverancia”, afirma “Start Your Own Business”. Recuerda que muchos le dijeron no a su idea y no se pueden tomar como algo personal esas negativas y avanzar más allá porque al final siempre llega un sí.

Asegura la publicación que una de las advertencias más comunes es por el riesgo. Todo el mundo le dirá que es arriesgado iniciar su propio negocio. Claro, iniciar un proyecto es arriesgado, pero que cosa en la vida no lo es? Además, hay una diferencia entre los riesgos tontos y los calculados. Si usted repasa cuidadosamente lo que hace, pide ayuda cuando lo necesite y nunca deja de hacer preguntas, puede mitigar el riesgo. No se puede permitir que el espectro del riesgo le impida seguir adelante. Pregúntate a ti mismo: “Si esto no funciona, voy a estar peor de lo que soy ahora?” Si todo lo que tiene que perder es algo de tiempo, energía y dinero, entonces el riesgo probablemente valdrá la pena.
La determinación de lo que quieres hacer es sólo el primer paso. Todavía tienes mucha tarea que hacer, un montón de investigación en frente de usted. Lo más importante: hacer algo. No se siente a repetir lo que dice año tras año: “Este es el año que voy a empezar mi negocio.” Hágalo y sea su propio jefe..