Peligran puestos de trabajos por inteligencia artificial.

 

   Un reconocido ingeniero británico, de origen chino, alertó sobre el peligro de la inteligencia artificial (IA) para los trabajadores  durante una charla a la comunidad tecnológica donde pronosticó la desaparición de muchos puestos laborales y dijo que muchas personas no son conscientes del peligro que se avecina con el desarrollo general de la inteligencia artificial.

   El antiguo jefe de inteligencia artificial de Baidu, el gigante chino de búsquedas en la web, Andrew Ng, afirmó en su conferencia anual en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, sus siglas en ingles) que visitó varios centros de llamadas para hablar con los trabajadores y lo hizo porque sabe que sus equipos de ingenieros acabarán desarrollando programas de software que automatizarían algunas tareas de ese trabajo. “Muchas profesiones están en el punto de mira de los equipos de inteligencia artificial de todo el mundo”, recalcó.

El notable experto dice que el mayor impacto negativo de la IA sera la perdida de posiciones de trabajo, “pero mientras creamos el problema, también deberíamos trabajar en crear la solución, la cual pasa por una mejor educación. No es que la sociedad se vaya a quedar sin trabajos que hacer, es solo que el conjunto de habilidades actuales no es el adecuado para los nuevos puestos de trabajo. Es un problema educativo, es necesario que la sociedad replantee su sistema educativo.”, dijo.

Ng  actualmente trabaja en una start-up llamada Deeplearning.ai, que ayuda a capacitar a las personas en tecnologías de aprendizaje profundo y  tiene ideas  para ayudar a quienes considera que sus ocupaciones actuales serán automatizadas y van desde trabajadores de centro de llamadas, choferes de camiones hasta radiólogos. El líder en IA considera  que así como la electricidad transformó muchas industrias la inteligencia artificial cambiará los actuales conceptos productivos en las grandes industrias y enriquecerá las vidas de innumerables personas.

Propone que cuando llegue el momento del trueque, maquina por humano, se realice una suerte de New Deal, el programa que impulsó la economía estadounidense durante la gran depresión,   en el cual  los trabajadores desplazados reciban ingresos para estudiar y adquirir nuevas habilidades laborales que le permitan incorporarse con efectividad al nuevo desafío.”Las futuras oleadas de innovación traerán cambios aún más profundos en los mercados de trabajo, y necesitamos una forma de seguir adaptándonos a ellos”, indicó Ng