La star-up cambió el modelo de negocios.

 

La star-up  cambió el modelo de negocio y hace desaparecer poco a poco la mentalidad de la era industrial. Estos emprendimientos se desarrollan por lo general en la esfera tecnológica y son indudablemente una creación del siglo 21.

Una compañía startupcompañía de arranquecompañía incipiente o, simplemente, “Start-up” es un término utilizado actualmente en el mundo empresarial, la cual busca arrancar, emprender o montar un nuevo negocio y hace referencia a proyectos que empiezan o están  en construcción.

 Estas empresas arrancan de ideas para hacer negocios donde buscan innovar dentro del mercado en diferentes temas y usos. Hay grandes empresas que comenzaron de esa manera como son los casos de “Microsoft”, “Apple” y “Google” donde sus jóvenes gestores lograron derribar la vieja manera de hacer negocios para imponer sus visiones modernas.

Por supuesto que una empresa de este tipo presenta riesgos, pero también promete grandes utilidades debido al ascenso que por lo general alcanza gracias al dinamismo y alta exposición mundial que ofrece internet, el actual cuerno de la abundancia. La creación de una “Star-up” tiene un bajo costo y una recuperación del capital muy atrayente.

Uno de los puntos que sobresale siempre en la creación de una “Star-up” es la frescura de la innovación que contiene el proyecto y  lo que realmente atrae a los “tiburones”, quienes llegan con inversiones no muy altas en comparación a otros grandes proyectos

Conocer al mercado posibilita una mejor función del negocio y la creación de mecanismos eficientes para el retorno de la inversión. Para lograr eso deben identificar con claridad las condiciones de su entorno y  proyección futura, así como estrategias que permitan que sus innovadores negocios pongan barreras de entrada a la potencial competencia y ofrezcan mayor certeza a los inversionistas.

El exitoso fundador de la agencia digital  “Atrapalo.com”, Marek Fodor, quien a la vez es un inversionista “ángel”, señalaba lo que buscaba para elegir un proyecto donde aportaría capital:  “Valoró el equipo fundador.Analizó su capacidad de ejecución, su capacidad de aprender y me aseguro de que comparto con ellos ciertos valores fundamentales. En segundo lugar, analizo el problema que resuelve el producto o servicio y en tercer lugar, también considero el tamaño del mercado potencial. Esto me sirve para saber qué perspectivas de consolidación y crecimiento tiene el proyecto”, dijo a un medio de prensa.

Una compañía puede dejar de ser una ‘Start-up” por un sinfín de situaciones que pueden ocurrir debido a su desarrollo. Fodor  califica las señales de como una “Start-up” deja de serlo:

La empresa alcanzó jornada completa.

La mayoría de personas en la empresa no trabaja más de 8,5 horas diarias.

La fuente principal de inspiración ya son las ideas lanzadas por la competencia.

Los fundadores ya tienen despachos separados del resto del equipo.

La empresa tiene más de 2 años de vida.

Los fundadores pueden no estar en la oficina durante varios días, y la empresa sigue funcionando igual (o mejor) que con ellos presentes.

Cuando llegue a ese estado de cosas puede decir que su idea inicial, su “Star-up” es una realidad exitosa y no se hundió  dentro de la terrible estadística publicada en el diario “Wall Street Journal”, en el 2012 ,  la cual reveló que tres de cada cuatro “Star-up” financiado por “Venture Capital” no consigue devolver el dinero prestado.