Jóvenes del mundo con alto espíritu emprendedor

mileniumLas perspectivas del futuro es favorable para el emprendimiento porque la llamada generación del milenio cuenta con un alto sentido de iniciar negocios y gran optimismo, reflejó una encuesta realizada a más de 6,700 jóvenes en América Latina, Estados Unidos y Europa.

El sondeo “Global Millernial Survey 2014” indicó que un 72 por ciento de esos jóvenes entre 18 y  30 años piensa en que pueden desarrollar  las ideas de negocios e instalarse dentro del mercado en sus respectivos países. Los “millenials”, como también son conocidos este grupo generacional, se centran en sus trabajos y carreras profesionales. Para ellos, “tener un trabajo estable y bien remunerado”, es el objetivo más importante a alcanzar en diez años a nivel personal (43%), muy por encima de todas las demás opciones, entre ellas, ser propietario de una vivienda (16%), tener hijos (10%) y casarse (9%).

La mayoría  de estos jóvenes (71%) estaría dispuesta a viajar al extranjero en busca del trabajo ideal, un porcentaje que alcanza 81% en América Latina. Las motivaciones para buscar trabajo en el extranjero varían en función de la región: los de América Latina (50%) otorgan más importancia a encontrar un trabajo muy bien remunerado mientras que para los  de Estados Unidos y Europa Occidental es más importante adquirir una amplia perspectiva sobre el mundo (64% y 53%, respectivamente) y la exposición a una cultura diferente (63% y 55%, respectivamente).

Esta investigación fue encomendada por la empresa Telefónica que explicó en un comunicado la motivación del sondeo. “Tomar el pulso a esta masa crítica –los líderes políticos, empresariales y sociales del futuro – nos ha permitido conocer nueva información de gran valor sobre el futuro de nuestro sector industrial y de nuestro mundo. Sus puntos de vista sobre la revolución digital y sobre las barreras a las que se enfrentan son importantes impulsores de nuestras actividades sociales y comerciales. Los resultados de este estudio nos ayudarán a proporcionar a la generación del milenio las herramientas que necesitan para alcanzar sus objetivos,” dijo José María Álvarez-Pallete, consejero delegado de Telefónica.

Un aspecto que coindicen todos los “millennials”  es en el uso de la tecnología móvil. El 80% posee un smartphone, un 8% más que en los resultados de la encuesta de 2013 en los mismos países, y un 45 % posee una tableta, en comparación con el 28% el año pasado. La mayoría utiliza la tecnología móvil a diario, principalmente para enviar mensajes de texto, realizar llamadas y acceder a las redes sociales. Un 33% también respondió que la tecnología móvil transformó de forma significativa la manera en que trabaja, un 53% considera que cambió la forma de acceder a las noticias y un 49% afirmó que la tecnología móvil varió de forma significativa la educación e investigación.

Un gran porcentaje (83%) dice que está a la vanguardia en tecnología y la mayoría cree que contar con la formación digital necesaria puede mejorar su rendimiento laboral y carrera profesional. La encuesta arrojó que  el 15% de los entrevistados a nivel global considera que estudiar informática y programación es muy importante a la hora de garantizar el futuro y su éxito personal, más que ningún otro campo de estudio.

Los “millennials” son conscientes y se preocupan por el mundo que les rodea, y consideran que la pobreza (44%), la corrupción (36%), la economía (26%) y la educación (26%) son los asuntos más importantes a los que se enfrenta el mundo actualmente. A nivel global, los millennials citan la corrupción (56%) y el sistema educativo (42%) como las principales trabas para el crecimiento doméstico. Estos jóvenes creen que pueden tener un impacto positivo en el mundo y casi dos tercios (65%) consideran que pueden marcar una diferencia a nivel local mientras que un 40% dice que puede impulsar ese cambio a nivel global también. En lo referente a marcar una diferencia en sus comunidades, un 38% de los encuestados respondió que consideraría aprender formas de ayudar, y un 37% dice que consideraría donar su tiempo y también ser tutor o enseñar para marcar la diferencia.