Federal Express nació de un fracaso escolar

 

Nada mejor que el fracaso para insuflar más determinación a un emprendedor y eso ocurrió con Fred Smith, quien recibió una baja calificación sobre un proyecto de negocios en el trabajo final de la carrera de economía que luego al desarrollarlo se convirtió en un prospero negocio  y hoy en día es un símbolo de la mensajería mundial : Federal Express.

Federal o Fedex, fue el esbozo presentado por el joven Smith en el tercer año  de sus estudios en la Universidad de Yale, quien diseñó una compañía que garantizara la entrega al día siguiente de bienes a cualquier ciudad de los Estados Unidos. Esa idea le surgió por el mal servicio que ofrecían las compañías de paquetería de ese entonces a finales de los años 60 que funcionaban con muchos contratiempos para los clientes. En realidad la vena de los negocios le llegó por su padre, un exitoso hombre de negocios fundador de la cadena de restaurantes Toddle Housey y la compañía Dixie Greyhounds Lines, quien falleció cuando el solo tenía cuatro años de edad, sin embargo le dejó una buena herencia la cual lo ayudo a estudiar en Yale e invertir posteriormente en su empresa de paquetería.

En 1966 obtuvo la licenciatura en economía. Después de graduarse se incorporó a la Infantería de Marina de los Estados Unidos y se desempeñó durante cuatro años como jefe de pelotón y controlador aéreo avanzado (FAC). Su tiempo en la Marina le permitió observar el sistema de logística y ver los procedimientos de adquisición y entrega. Empezaba a visualizar su emprendimiento.

Cuatro años después de graduado compró la participación mayoritaria en una empresa de mantenimiento de aeronaves  en Arkansas y el 18 de junio de 1971 cambió  su objetivo de negocios de aviones usados y  fundó Federal Express con  $ 4 millones de su herencia paternal.

Inició las operaciones con 14 aviones jet, que conectaban a 25 ciudades de los Estados Unidos y se expandió rápidamente gracias a la compra de otras empresas del rubro. Así, en poco tiempo, logró posicionarse como la primera línea área de carga del país. En 1989, adquirió la aerolínea internacional Flying Tigers, heredando los contratos de transporte de las fuerzas aéreas estadounidenses y pudiendo transportar pasajeros hasta 1992.

En enero de 1998, la empresa de Fred Smith compró Caliber System Inc., entre otras grandes de la logística, para pasar a fusionarse y llamarse FeDex Corporation.  Para 1997 FedEx contaba con 120.000 empleados en todo el mundo; entregaba un promedio de 2,5 millones de paquetes al día en 211 países y territorios a través de sus 37.000 camiones; y  Smith era una de las cuatrocientas personas más ricas del mundo. En 1998 formó la compañía FedEx FDX, que sirvió como un holding que supervisó las operaciones nacionales e internacionales de la organización.

LOS INICIOS.

Sin embargo los inicios fueron difíciles ya que según cuentan amigos cercanos tuvo que esforzarse para mantener la compañía y le fue necesario jugar cartas en Las Vegas con 5 mil dólares de la compañía, luego que un banco le negara un préstamo para comprar combustible que necesita de manera urgente. La jugada le salió bien porque ganó 27 mil dólares para cubrir la factura.

Los dos primeros años de Federal Express resultaron para su creador un quebradero de cabezas. El día inaugural solo pudieron enviar 186 paquetes. A los tres meses la empresa perdió un tercio del dinero en efectivo utilizado por varias razones. Debido a los altos costos de la publicidad, ya que Smith consideraba el marketing como un elemento esencial para la supervivencia de su empresa y, debido al aumento de combustible de las aeronaves y los precios de la gasolina, resultante del embargo de petróleo árabe de 1973. Esos  factores, entre otros, como las restricciones de la aviación federal y altercados con la International Brotherhood of Teamsters, causaron a Fedex la pérdida de 29 millones de dólares en sus dos primeros años de funcionamiento.

Sin embargo, para 1976 la empresa había comenzado a obtener beneficios ya que había comenzado la entrega de todo tipo de mercancías e incluso realizaba envíos sensibles como sangre y órganos. A pesar de la competencia de UPS y otras compañías de entrega, la base de clientes de Federal Express fue creciendo también; además de contar con varios negocios entre sus clientes, Federal Express también se encargaba de las entregas para el gobierno federal.

Para 1978 la empresa había demostrado ser financieramente lo suficientemente estable como para comenzar a vender acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York. En 1984 Federal Express alcanzó un hito no sólo para sí mismo, sino también para las empresas estadounidenses, cuando superó los Mil millones de dólares en ingresos.

Desde el 2001 FedEx esta presente en la lista de las 20 empresas más admiradas del mundo, según la revista Fortune. Hoy, la empresa factura más de 45 mil millones de dólares por año, y es una de las compañías de carga aérea, transporte, comercio electrónico y servicios de negocio más grande del mundo.

Muchos estudiosos del liderazgo empresarial coinciden en que Fred Smith encarna el ejemplo vivo de un liderazgo carismático e intuitivo: Un hombre que trata a sus equipos por igual, que tiene una actitud casi matriarcal con las personas y que es destacado por su mentalidad protectora. Uno de sus lemas para la gestión de personas dice lo siguiente: “Gente-Servicio-Utilidades” en ese orden, priorizando la importancia de las personas sobre los recursos.

El éxito mas significativo de hombre que revolucionó el envío de paquetes es la creación de una cultura corporativa que inspira una intensa lealtad a la empresa y su fundador. Smith operaba su empresa en una premisa básica que él llamó PSP: la gente, el servicio, el beneficio. La idea era que los tres conceptos trabajan en un círculo, cada uno con el apoyo de los demás.