Coche de bebe y ejercicios: negocio redondo

 

 

 

Un proyecto para crear un negocio puede llegar en cualquier momento como combinar el coche donde se pasea al bebe con los ejercicios. No hay idea mala,  solo es necesario tener las condiciones para crearla. Walt Disney decía. “Si puedes soñarlo puedes hacerlo” y ese sueño lo consiguió Lisa Druxman luego de tener su primer hijo en el 2001 de una manera sencilla, pero efectiva.

Lisa se ganaba la vida como entrenadora de ejecutivos para que mejoraran sus condiciones físicas. De pronto la profesora estaba inmóvil sin posibilidades para ejercitarse debido a que cuidaba a su bebe y pensó que el coche de su niño podía ser una herramienta eficaz para ella prepararse físicamente y en ese momento nació “Stroller Strides”, un programa de ejercicios con el carrito donde el bebe duerme o descansa de manera plácida.

La emprendedora combinó muy inteligentemente la caminata con ejercicios de tonificación y carreras empujando el coche del bebe. Su idea pronto la sobrepasó por las numerosas solicitudes de mamas interesadas. Fue entonces que acudió a  la Administración de Pequeños Negocios (SBA, sus siglas en ingles) para conseguir un préstamo que le proporcionó la posibilidad de crecer y convertir luego más tarde su negocio en un sistema de franquicias que ya posee más de 1,300 en todos los Estados Unidos. Sin embargo la inteligente emprendedora no quedo solo en ese proyecto, sino creció y agregó FitBaby y Body Back donde imparten clases prenatales y para cualquier etapa de la maternidad respectivamente. Todas esos cursos forman la marca FIT4MOM

La moraleja de esta historia exitosa es que no hay límites para las ideas y solo es necesario comenzar a moverse hacia una dirección para progresar tu negocio. Lisa Druxman encontró una ventaja en un momento de su vida donde al parecer estaba limitada para ocuparse en su perfil profesional y gracias a que pensó en grande  hoy en día es una empresaria exitosa.